Sociedad de Cirugía Plástica de Buenos Aires

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish

La abdominoplastía o cirugía plástica del abdomen, es una operación de cirugía mayor que reseca el exceso de piel y grasa del abdomen medio e inferior ciñendo al mismo tiempo los músculos de la pared abdominal. Esta operación puede mejorar sustancialmente la apariencia de un abdomen saliente.

Si Ud. está pensando en hacerse una abdominoplastía, trataremos de explicarle quiénes pueden hacérsela y qué resultados se pueden esperar de ella.

¿Quiénes son los mejores candidatos?

Los mejores candidatos son las mujeres y los hombres que estando en buenas condiciones físicas, tienen un depósito localizado de tejido adiposo o piel floja a la altura del abdomen. Esta cirugía es especialmente beneficiosa para las mujeres que luego de múltiples embarazos han sufrido un estiramiento de sus músculos abdominales que es irreversible con la gimnasia.

Los pacientes que planean una reducción de peso deberían postergar la cirugía, lo mismo que las mujeres que piensan en nuevos embarazos. En éstas los músculos verticales del abdomen pueden volver a separarse, perdiendo parte del efecto obtenido con la intervención.

Toda cirugía tiene algún riesgo.

Miles de abdominoplastías se realizan cada año con todo éxito. Cuando son hechas por un Cirujano Plástico calificado, sus resultados son muy positivos. A pesar de esto, hay ciertos riesgos asociados a toda cirugía y complicaciones propias de este procedimiento.

Las complicaciones postoperatorias como las infecciones o la trombosis venosa son raras. Si tiene una infección, ésta puede ser tratada con antibióticos y drenajes. La trombosis venosa se puede prevenir con movilización precoz.

La cicatrización defectuosa puede necesitar una segunda intervención.

Si sus acúmulos adiposos se limitan al área debajo de su ombligo, Ud. puede ser pasible de una intervención menos extensa llamada abdominoplastía parcial que puede ser ambulatoria. También puede asociarse una lipoaspiración de caderas para mejorar su forma.

Tipos de anestesia.

Su cirujano puede elegir la anestesia general, donde Ud. dormirá durante toda la operación, o una peridural que deja sin sensibilidad la parte inferior del cuerpo. En los casos parciales, la intervención puede ser hecha con anestesia local con o sin el agregado de sedación intravenosa.

La cirugía.

La abdominoplastía completa puede tardar entre dos y cinco horas, dependiendo de la corrección que se deba hacer. La abdominoplastía parcial puede tardar entre una y dos horas.

Habitualmente el cirujano hará una incisión que va de una cadera hasta la otra, justo por encima de la zona del pubis. Otra incisión más corta rodea al ombligo. En la abdominoplastía parcial la incisión puede ser más corta y no hace falta mover el ombligo.

Luego el cirujano separa la piel de la pared abdominal todo a lo largo del abdomen hasta las costillas, dejando al descubierto los músculos largos del abdomen anterior. Éstos son tensados juntándolos en la línea media para dar una nueva firmeza a la pared abdominal y mejor forma en la cintura.

La piel es estirada hacia abajo y el excedente se retira. Se talla una ojal donde va a ir el ombligo, que se sutura en este lugar. Finalmente se sutura el resto de la incisión, se se coloca un drenaje y se aplican curaciones en la zona.

Después de la cirugía.

Durante los primeros días, su abdomen estará hinchado y Ud. sentirá cierta incomodidad y dolor que podrán controlarse con medicación. Dependiendo de la amplitud de la cirugía, Ud. deberá quedar internado unas horas hasta dos o tres días.

Aunque no pueda hacerlo erguido, deberá caminar lo más pronto posible.

Las suturas se retiran después de la primera semana; y la curación será reemplazada por alguna prenda compresiva.

Volviendo a la normalidad.

Ud. puede tardar varias semanas e incluso meses para sentirse completamente repuesta. Algunas personas vuelven a su trabajo en dos semanas mientras que otras necesitan tres o cuatro semanas para recuperarse.

Las cicatrices parecerán empeorarse durante los primeros tres a seis meses, pero esto es normal. Recién a los nueve meses hasta un año las cicatrices pierden relieve y se aclaran. Aunque nunca desaparecen del todo, no se ven aún con una malla puesta.

Su nuevo aspecto.

Tanto la abdominoplastía parcial como la total tienen excelentes resultados en pacientes con músculos abdominales debilitados o con piel en exceso. En la mayoría de los casos, los resultados duran muchos años siempre que se acompañe de una dieta balanceada y el ejercicio necesarios.

Si Ud. tiene expectativas realistas y está preparado para una cicatriz abdominal con un postoperatorio prolongado, la abdominoplastía es el procedimiento indicado para Ud.

 




Cirujanos Plásticos Altamente Calíficados
El Tiempo en Bs. As.
Acceso QR
Código de acceso para
dispositivos moviles
Síguenos en…